Qué no debo meter al microondas

Cuando era niño, una vez cometí el error de meter una barra de pan en el microondas. Lo que sucedió después fue algo que nunca olvidaré: el pan explotó dentro de la cavidad del microondas, provocando que toda la cocina quedara cubierta de migajas. Desde entonces, siempre me he asegurado de no meter nada en el microondas que no deba ser cocinado de esta manera. En este artículo explicaremos por qué hay cosas que no se deben meter al microondas, y qué daños pueden causar si lo hacemos.

¿Qué no se debe meter al microondas?

Todos hemos oído hablar de los peligros que hay al poner ciertos alimentos dentro del microondas. Pero, ¿realmente sabemos qué cosas no debemos meter en el aparato? Aquí te las detallamos.

1. Alimentos metálicos y envases metálicos

Los alimentos metálicos, como las latas o los envases de aluminio, no se deben meter al microondas. Esto ocasiona que se produzcan descargas eléctricas, que pueden dañar el aparato. Las únicas excepciones son los envases de plástico con recubrimiento de aluminio, que se pueden calentar sin problema.

2. Alimentos húmedos en envases de papel

Los alimentos húmedos, como la sopa o la carne con salsa, no se deben meter en envases de papel. Esto se debe a que el papel se quema fácilmente si el alimento está húmedo. En esos casos es mejor usar un plato de vidrio o un envase de plástico para evitar accidentes.

LEER  Qué pasa si cocinas el pescado congelado

3. Huevos crudos

Es común ver a personas poner huevos crudos dentro del microondas para cocinarlos. Sin embargo, esto no es recomendable. Los huevos crudos explotan cuando se calientan en el microondas, por lo que es mejor usar una sartén para cocinarlos.

4. Alimentos con cáscaras

Los alimentos con cáscaras, como las patatas o los huevos, no se deben meter al microondas. Esto se debe a que el calor no penetra bien en las cáscaras y el alimento no se cocina uniformemente. En esos casos es mejor pelar primero los alimentos antes de calentarlos para evitar cocinar sólo la parte externa.

En mi casa estamos muy pendientes de lo que se mete al microondas para evitar dañar el aparato. De hecho, hace unos meses una amiga mía intentó poner una lata al microondas para calentar una sopa, pero cuando la abríamos se había producido una pequeña explosión. Afortunadamente, no sucedió nada, pero fue una experiencia que nos recordó lo importante que es leer las instrucciones del aparato.

No debo meter al microondas ningún objeto metálico, ya que pueden producir cortocircuitos o incendios.

Cosas que no se pueden meter en el microondas

No hay una lista definitiva de los alimentos o materiales que no se pueden meter en el microondas, pero hay algunos que pueden dañar el aparato o causar un peligro de seguridad. Estos incluyen:

  • Cucharas metálicas, cuchillos, tenedores, cubiertos o cualquier otro objeto metálico.
  • Latas de aluminio, platillos o tazas metálicas.
  • Botellas de plástico, bolsas de plástico o papel de aluminio.
  • Especias, chiles secos o cualquier otro alimento que contenga aceite.
  • Jabones, productos de limpieza o cualquier otra sustancia química.
LEER  Aprende a suavizar la carne para la parrilla

Por lo tanto, se recomienda no meter ningún objeto metálico en el microondas. Además, asegúrese de que los alimentos estén colocados en recipientes apropiados para el microondas antes de calentarlos.

Saber si un recipiente es apto para microondas

Para saber si un recipiente es apto para usar en una microonda, primero hay que verificar si el contenedor tiene la etiqueta “Apta para microondas”. Esta etiqueta es una forma de certificación que garantiza que el contenedor es seguro para usar en una microonda. Si el contenedor no tiene la etiqueta, es mejor no usarlo en una microondas.

Además, algunos materiales como el plástico, el aluminio, el vidrio y el cartón con recubrimiento de papel alumino se consideran seguros para usar en una microonda. Sin embargo, hay algunos materiales que no se deben usar en una microonda, como el metal, la madera, la cerámica con adornos metálicos, los contenedores de poliestireno expandido y los platos de porcelana con adornos metálicos.

Materiales para el microondas

Los materiales para el microondas tienen que ser resistentes al calor, resistentes a los químicos y, lo más importante, seguros para usar. Los más comunes son el vidrio, el plástico resistente al calor, el papel y la cerámica.

El vidrio es a menudo la mejor opción para el microondas porque es durable, resistente al calor, es seguro para usar y no absorbe los sabores de los alimentos. El vidrio también es fácil de limpiar y se puede usar una y otra vez.

El plástico resistente al calor es otra buena opción para el microondas porque es resistente al calor, no absorbe los sabores de los alimentos y es barato. Pero tiene una desventaja, no es tan duradero como el vidrio, lo que significa que no se puede usar una y otra vez.

LEER  Por qué el queso engorda

El papel es una buena opción para el microondas porque es barato y se puede usar para contener alimentos. Pero hay que tener cuidado al usar papel en el microondas, ya que el calor puede hacer que se queme o se pegue al interior.

La cerámica es otra buena opción para el microondas porque es resistente al calor, no absorbe los sabores de los alimentos y es duradero. Pero también hay que tener cuidado con la cerámica, ya que puede ser frágil si se usa mal.

Meter un plato de plástico en microondas

Si desea meter un plato de plástico en el microondas, debe asegurarse de que el plato sea marcado como apto para microondas. Los platos de plástico no aptos para microondas pueden desprender químicos tóxicos o calentarse demasiado y derretirse cuando se calientan. Si no tiene certeza de si el plato es apto para microondas, lo mejor es no usarlo.

Además, debe tener en cuenta que algunos platos de plástico más nuevos contienen materiales que son resistentes al calor, pero que aún pueden desprender químicos tóxicos si se calientan demasiado. Por lo tanto, es importante seguir las instrucciones del fabricante para evitar el uso excesivo de calor.