Cómo quitar el sabor a metal en la boca

El sabor a metal en la boca es una sensación desagradable que afecta a muchas personas. Esto se debe generalmente a la acidez estomacal, la deshidratación, el exceso de la ingesta de alimentos y bebidas con alto contenido de hierro, zinc o cobre, o a enfermedades bucales. Afortunadamente, hay varias cosas que se pueden hacer para eliminar este sabor desagradable, incluyendo beber más líquidos, comer alimentos ricos en fibra, evitar los alimentos y bebidas con alto contenido de hierro, zinc o cobre, cepillarse los dientes frecuentemente y usar enjuague bucal.

Qué hacer para quitar el sabor a metal en la boca

Cuando la boca tiene un sabor a metal desagradable, puede ser difícil comer o beber cualquier cosa. Este sabor en la boca, conocido como metalosis, puede ser causado por una variedad de factores. Afortunadamente, hay algunas formas de aliviar el sabor a metal en la boca.

Dieta y alimentos

Una de las formas más sencillas de reducir el sabor a metal en la boca es cambiar la dieta. Algunos alimentos y bebidas, como los alimentos salados, el café y el alcohol, pueden exacerbar el sabor a metal en la boca. Por otro lado, algunos alimentos y bebidas pueden ayudar a aliviar el sabor a metal, como los alimentos ricos en fibra, como la fruta, los vegetales y los cereales integrales, y la leche y el agua.

Enjuague bucal

El agua con sal y el enjuague bucal con clorhexidina pueden ayudar a mejorar el sabor a metal en la boca. Añadir una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y usarlo como enjuague bucal puede ayudar a mejorar el sabor a metal. El enjuague bucal con clorhexidina también puede ayudar. Estos enjuagues pueden ayudar a eliminar los microbios que contribuyen al sabor a metal en la boca.

LEER  Cuando no debo comer queso

Suplementos

Los suplementos de hierbas también pueden ayudar a mejorar el sabor a metal en la boca. El aceite de hígado de bacalao y la vitamina B12 son algunos de los suplementos que pueden ayudar. Las personas también pueden probar suplementos de hierbas como la yerba mate y el té verde, que pueden ayudar a mejorar el sabor a metal en la boca.

Consejos adicionales

Otros consejos para mejorar el sabor a metal en la boca incluyen evitar el tabaco, reducir la ingesta de alimentos salados y reducir el estrés. Esto puede ayudar a mejorar el sabor a metal en la boca. También es importante tener una buena higiene bucal, cepillándose los dientes y usando hilo dental regularmente. Esto puede ayudar a evitar el desarrollo de microbios en la boca, lo que puede contribuir al sabor a metal.

Sabor metálico en la boca

El sabor metálico en la boca es una sensación desagradable que puede tener una variedad de causas. La mayoría de las veces, el sabor metálico en la boca se debe a algunos alimentos o medicamentos, pero también puede ser el resultado de una condición médica subyacente.

Algunas de las condiciones médicas que pueden causar un sabor metálico en la boca incluyen anemia, enfermedad hepática, ciertas afecciones bucales, enfermedades autoinmunes, trastornos gastrointestinales y algunas enfermedades endocrinas. Otras causas comunes de sabor metálico en la boca incluyen el uso de ciertos medicamentos, el estrés, la deshidratación, la exposición a ciertos productos químicos y algunos alimentos.

Si nota un sabor metálico persistente en su boca, debe consultar a su médico para descartar cualquier condición médica subyacente. Su médico puede recomendarle pruebas para descartar cualquier condición subyacente, así como una revisión de los medicamentos y suplementos que está tomando. Su médico también puede recomendar cambios en su dieta y estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas.

LEER  Qué enfermedades cura el higo seco

Duración del sabor a metal en la boca

La duración del sabor a metal en la boca depende de varios factores, como la cantidad de metales que se hayan consumido, la cantidad de saliva producida por el cuerpo y la salud de la boca. El sabor a metal puede durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. Algunos alimentos, como la carne y los productos lácteos, también pueden contribuir a la duración del sabor a metal en la boca. Para reducir la duración del sabor a metal en la boca, se recomienda beber mucho líquido y realizar una buena higiene bucal. También se recomienda evitar los alimentos y bebidas con altos contenidos de metales como el plomo, el cobre, el hierro y el zinc.

Beber agua con limón, comer alimentos ricos en vitamina C y en alcalino, cepillarse los dientes con una pasta dental específica y cambiar la alimentación son algunas de las medidas que se pueden tomar para quitar el sabor a metal en la boca.

Deja un comentario